Agapornis

¿Qué es un Agapornis?

Los agapornis son también son conocidos como inseparables, es por eso que su nombre significa ave del amor, a estos pájaros les encanta vivir acompañados de otro pájaro de su misma especie, no importa si el compañero es del mismo sexo, sólo quieren sentirse acompañados toda la vida.
Dado que el macho y la hembra son inseparables, pasan mucho tiempo juntos, se arreglan las plumas o se acurrucan juntos, es un nombre que le viene muy bien.

Se trata de loros pequeños, con un total de 9 especies, cuyo tamaño está comprendido entre los 13 y 16 cm, según que especie. Sus plumajes son muy coloridos y destacan por su cola corta.

Otra cualidad de los inseparables es que son pájaros ruidosos durante los momentos de alarma o emoción. Aunque no son cantantes, sus chirridos, chillidos y risas, crean una música propia muy característica. Además les encanta “charlar y hablar” entre ellos.

¿Puede hablar el Agapornis?

Sólo hay que dedicar un momento cada día y ser constante con la palabra que quieres que aprenda. Te sorprenderá cuando menos te lo esperes, y aunque la enunciación de la palabra no estará del todo clara, el tono y el ritmo sí que se parecerá a lo que le has enseñado.

Agapornis en pareja

¿Cómo es el comportamiento de un agaporni?

Los agapornis son aves sociables y dependientes y les encanta convivir aves de su misma especie, además de otros animales y personas. Se encariñan fácilmente si reciben buenos cuidados y atención. Estas aves son simpáticas y curiosas. Les gusta mucho volar y ejercitarse.

Algunos estados de animo son:

  • Alegre: En el caso de que el agaporni esté contento, estará activo, curioseará todo a su alrededor y se peinará el plumaje, además de emitir sonidos. No parará quieto un solo momento, lo que demostrará su buen humor.
  • Tranquilo: En este caso el ave estirará las patas y posará con las plumas ahuecadas. También es común que muestren un estado tranquilo cuando su cabeza está hacía atrás mientras están en su percha.
  • Triste: Lo normal es que el agapornis esté en movimiento. No obstante, si el ave no se mueve o no parece tan sociable como otras veces, será porque está triste, igual porque quiere salir de su jaula o se siente solo en esta.
  • Sociable: El agapornis es un animal muy sociable. Con otras aves se puede comprobar cuando se dan de comer unos a otros, se colocan los dos juntos en el palo o no paran de emitirse sonidos unos a otros.
  • Agresivo: No es bastante común ver a un agapornis agresivo, pero si lo está, comenzará a agitar las alas emitiendo ruidos constantes y amenazantes, se lanzarán a atacar con picotas o a arañar con las patas. Un ejemplo de que puedan estar así es porque crean que sus crías están en peligro.

¿Qué comen los agapornis o agapurin ?

El pico del agapornis o inseparable es fuerte y tiene una forma curva que le permite alimentarse a base de frutos secos y semillas. Deberás incluir una ración diaria de verduras frescas: remolacha, pimientos verdes o rojos, brócoli, plátano, apio, zanahorias, espinacas para suplir las necesidades de sus nutrientes diarios.

También puedes añadir una mezcla para periquitos y mezclarlo tú mismo con las semillas en su comedero. De vez en cuando no estaría mal que agregaras suplementos nutricionales para agapornis para asegurar la presencia de aminoácidos en su dieta.

Sin embargo, tienen una serie de alimentos prohibidos porque pueden ser mortales para estos, como el aguacate, las patatas, la calabaza, la carne, café, perejil, bebidas alcohólicas y gaseosas, el chocolate, dulces o alimentos saladosTampoco se les puede dar de beber leche en lugar de agua, ya que les puede producir serios problemas digestivos.

Hay que pensar que cuando son pequeños, las crías no pueden comer lo mismo que los padres. En estos casos hay que buscar pastas de cría, pensados especialmente para los más pequeños de la jaula. Muchos estudios han demostrado que las crías que se alimentan de este tipo de pastas crecen mucho mejor. Se pueden encontrar en los mercados muchas variedades, que se han fabricado en colaboración entre las grandes marcas y criadores profesionales.

agapornis comiendo.

¿Cuánto vive un agaporni?

El tiempo de vida medio es de unos 12 años, pero con un buen cuidado, estas aves pueden llegar a vivir los 15 años sin problemas siempre y cuando se les haya alimentado bien y el dueño le haya dado los cuidados adecuados. No es algo difícil, puesto que el animal solo requiere de unos 20 minutos de atención al día.

¿Cómo saber si es macho o hembra el agapornis?

Los agapornis están preparados para reproducirse cuando llegan al año de edad.

Algunos tienen la posibilidad de estar sexualmente maduros un poco antes, pero es favorable aguardar hasta que tengan por lo menos un año.

Por ejemplos, al contrario que en otras especies, las hembras suelen ser más grandes que los machos, debido a la dura tarea de poner los huevos. La cabeza de las hembras suele ser redondeada y con el pico más grande, mientras que los machos tienen una cabeza más uniforme y un pico pequeño. Las hembras suelen ser más agresivas y territoriales con otras aves que los machos.

Las hembras maduras tienen la posibilidad de transportar material para crear el nido bajo sus alas sin que se les caiga, en tanto que los machos tienen la capacidad de regurgitar la comida como exhibe de aprecio.

No te fíes de las parejas que se forman de forma natural, tienen la posibilidad de ser aves del mismo sexo.

Varios agapornis

¿Cómo tiene que ser la jaula del agapornis?

La jaula, el hogar de tu agapornis, no puede ser de cualquier manera. Hay que comprar una jaula que sea de buena calidad, a fin de cuentas, será dónde viva el ave durante toda su vida.

Empecemos por el tamaño. Se suele decir que “cuánto más grande mejor”, pero tampoco hay porque “irse a lo más grande”. Para una pareja, por ejemplo, la jaula tendría que ser de 1 metro de largo, 0,5 metros de ancho y 0,5 metros de alto. Por lo que para el caso en el que se va a tener una sola tiene que ser una jaula de 0,5 metros de largo y 0,47 metros de alto y de ancho. Pero lo mejor es que sea una pensada para dos aves, porque así el agapones tiene suficiente espacio para volar. Además, las jaulas siempre tienen juguetes y otros entretenimientos dentro, por lo que se acaban haciendo pequeño.

La forma de la jaula es tan importante como el tamaño. No debe ser redonda, ya que esto les provoca inseguridad al no tener un punto de referencia con el que sentirse tranquilos, puesto que todos los puntos de la jaula son iguales. Tampoco tiene que ser una jaula con forma de casita, ya que al estar fabricadas en su mayoría por plástico, esto imposibilita que puedan trepar por las paredes. Así que, la mejor opción es una jaula rectangular con barrotes horizontales para que se puedan agarrar con las patas o el picos. La distancia entre los barrotes no debe ser de más de 1,5 cm, evitando así que puedan meter la cabeza entre ellos y morir por asfixia.

Por lo menos la jaula tiene que tener dos puertas, una para que se les pueda administrar el agua y la comida, mientras que la otra será para que tengan un nido en el exterior si se fuera dedicar a la cría o para que el ave pueda salir a estirar las alas cuando lo desee. Los comederos es mejor que se rellenen desde el lado de fuera, puesto que si se hacen por dentro se les puede dar una ruta de escape de la jaula. Con el agua sería lo mismo, comprando un tubo de plástico con el que pueda beber el animal, especialmente en verano.

Existen muchos debates sobre la rejilla inferior en las jaulas de los agapornis. Es cierto que si está no existe, es más fácil de limpiar, pero también hace que estos animales coman la comida que se les haya caído al suelo, la cuál puede estar contaminada por sus heces, lo cuál no es nada recomendable.

En el fondo de la jaula hay que poner algo que permita que sea fácil de limpiar, como papel de cocina o de periódico, junto con tierra especial para aves o maíz triturado. No hay que usar nunca tierra para gatos, puesto que su poder de absorción podría secar el buche del ave ni tampoco usar papel perfumado.

Jaulas de los agapornis

¿Cómo hay que limpiar la jaula y al agapornis?

Los agapornis son aves muy limpias, y se puede comprobar viendo como cada dos por tres están acicalando sus alas. A fin de cuentas son bastante coquetos. Por eso les gusta vivir en jaulas que sean muy limpias.

Una vez por semana hay que desinfectar por completo la jaula, incluyendo los barrotes y los juguetes, usando una bayeta (exclusivamente para esta tarea) con agua templada con un poco de lejía diluida. Luego hay que enjuagarla para evitar que queden restos y secarla con un paño o una toalla.

En cuánto al ave, lo normal es que se limpie él solo las plumas, pero se le puede poner una taza grande, o un cuenco de gran tamaño, con agua para que se dé un baño y él solo se lavará. No le suele gustar mucho que sean los humanas quienes lo limpien, así que es mejor dejar que lo haga él solo.

¿Qué enfermedad puede tener un agapornis?

Los agapornis no están libres de enfermedades. Algunas pueden ser mortales, pero otras, si se detectan a tiempo, pueden curarse en unos pocos días.

  • Acariasis respiratoria: El ave respira cansado, le raspea la garganta y tiene las plumas alborotadas. Por norma general se debe a unas ácaros que anidan en las mucosas de la garganta. Se puede curar fácilmente con unos antibióticos.
  • Catarro: El catarro común le dificultará respirar, emitirá mucosas por sus orificios nasales y tendrá las plumas alborotadas. Si ha pillado un catarro, es porque se encuentra en una zona con fuertes corrientes de aire.
  • Asma: Respirará fatigado y se sentirá abatido. Esto se debe a que se encuentra en una zona de la casa con demasiada humedad o que hay bacterias u hongos en su comida. Lo mejor es mezclarle antibióticos con los alimentos para que se recupere.
  • Disenteria: Empezará a soltar heces blandas, sus movimientos serán brucos, pero con desgana y es posible que picoteen la comida de forma agresiva en los casos más graves. Se puede producir por que consuma alimentos que estén en mal estado o un exceso de frutas o verduras que estén demasiado maduras.
  • Coccidiosis: El síntoma más común es que sus heces tengan sangre debido a unos parasitos que le han contagiado. En estos casos hay que desinfectar la jaula y los alimentos antes de que los vaya a comer.
  • Colibacilosis: No tienen hambre y suelen pasar el día durmiendo y cualquier cosa les sienta mal. Puede ser una enfermedad mortal, por lo que hay empezar a darle antibióticos cuánto antes.
  • Enteritis: No tendrá apetito por culpa de la inflamación intestinal, pero si mucha sed. Tendrá unos parásitos en el organismo por culpa de haber ingerido comido alimentos en mal estado o por un estrés emotivo. Hay que darle antibióticos con el agua para ayudarle a expulsarlos.
  • Muda anómala: De pronto comenzará a tener partes del cuerpo desplumadas, con un plumaje deformado y alborotado. En estos casos hay que darle alimentos con muchas vitaminas. Suele ser común por sentirse solos o haber perdido a su compañera sentimental.
  • Parásitos externos: Ácaros, piojos u otro tipo de parásitos se le verá por los plumajes. En estos casos hay que limpiar bien la jaula y darle un lugar dónde limpiarse al ave.
  • Pulmonía: Respirará con dificultad debido a la mucosidad en los orificios nasales. Al igual que el catarro, se produce por tener la jaula situada en una zona con fuertes corrientes de aire. Hay que darle antibióticos y vitaminas para ayudarle a recuperarse.
  • Psitacosis: Es una enfermedad poco común hoy en día, de origen vírico, pero que en algunas ocasiones se da. No tiene cura y es mortal también para el humano. El ave estará nerviosa, con mucho sueño, no comentará no beberá y tendrá fuertes ataques de diarrea.
  • Picaduras: Si hay muchos mosquitos en la casa no será extraño que el ave presente algunas picaduras. En estos casos hay que colocar algunos protectores en la jaula para evitar el paso de los mosquitos. Si el ave ha sufrido picaduras, hay que aplicarle una pomada especial en la zona afectada.
  • Salmonelosis: Aunque parecerá que esté flaco, su vientre estará muy hinchado, su respiración será afanosa, tendrá mucha sed, pero pocas ganas de comer. Hay que suministrarle antibióticos y vitaminas de tipo B con la comida.
agapornis enfermo

¿Cómo criar agapornis?

Los agapornis o inseparables son mascotas muy queridas por la simpatía y el cariño que nos ofrecen, además de aves de colores muy vistosos. Jugar con ellos, mimarlos, escucharles cantar son algunos de los maravillosos momentos que nos pueden garantizar estas fantásticas aves.

Si tienes una pareja de agapornis y estás interesado en cómo hacerlos criar para ampliar la familia, en este artículo te explicamos todo lo que necesitas saber sobre la cría de agapornis para que conozcas el proceso y puedas garantizar un éxito total.

Si quieres aprender todo sobre el cuidado de los agapornis lee completo esta información.

Cortejo de los agapornis

Para la cría de agapornis es importante que no haga mucho calor, por lo que es preferible que sea en primavera u otoño.

Por lo general, cuando el agapornis macho parece que quiera pisar a la hembra, éste se rasca la cabeza haciendo un ruido parecido al castañeo de dientes. Dan vueltas a su alrededor y suben y bajan la cabeza haciendo un ruido particular. Este cortejo puede alargarse de 10 a 20 días. La hembra, cuando está lista para la cópula, extenderá las alas y bajará la cabeza. Una vez empiece el cortejo deberemos dar intimidad a nuestros agapornis ya que si los molestamos podemos interrumpir el proceso, sólo podemos acercarnos a la jaula para cambiar el agua y la comida.

Cortejo agapornis

Vídeo sobre agapornis

Los agapornis son un grupo de pequeños loritos africanos que engloba a más de 8 especies diferentes, de las cuales, las que más se comercializan son el agapornis fischeri y el agapornis roseicollis. En este vídeo te enseñamos a estas cariñosas mascotas que son los agapornis y te explicamos cosas muy interesantes sobre ellos.

Agapornis

Quizás te interesen otras categorías: