Saltar al contenido

Cómo bañar a un perro por primera vez

30/10/2022

El primer baño del cachorro puede marcarlo efectiva o de manera negativa para toda la vida. Estas son las claves a fin de que la experiencia sea interesante para tu mascota.

Dicas para o primeiro banho do cachorro

Deje que seu cão se familiarize com o banheiro y también associe-o a algo positivo, ou pelo menos a algo que possa tolerar es primordial . Esto va a ayudar a que la experiencia del baño no sea agotador para él ni trascendente para ti.

Los próximos consejos o consejos te guiarán a fin de que todo salga especial:

¿Cuándo mojar a un cachorro?

No hay prisa por duchar a un perro e inclusive puede ser arriesgado llevarlo a cabo bastante próximamente. Por poner un ejemplo, si es tan pequeño que aún no regula su temperatura corporal o no lo secamos bien. Lo idóneo es postergar el baño hasta el momento en que se expanda lo bastante, precisamente seis meses, salvo casos de extrema mugre.

Hasta las 8 semanas, por lo menos, el cachorro debe quedarse con su madre y hermanos. A lo largo de este periodo ella es quien se encarga de la limpieza. Entonces empiezan las vacunas, que duran múltiples semanas.

Mientras que dure la vacunación principal, se aconseja no duchar a los perros chiquitos, en tanto que su sistema inmunológico aún no está creado.

Antes del primer baño, saca a pasear a tu perro

El recorrido puede contribuir a que tu cachorro se relaje en el momento del baño. Ten en cuenta que es esencial hacer una aceptable experiencia para tu mascota a lo largo de su primer baño a fin de que en el momento en que lo vuelva a realizar, no esté asustado o intranquilo, y sea un instante entretenido a fin de que los dos robustezcan su vínculo.

Te puede atraer: 5 cosas a tener en consideración al adoptar un pug

Paso 1

Si tu perro está ya listo para salir a pasear, puedes evaluar llevarlo antes a bañarlo a fin de que gaste su energía. De esa forma, va a estar un tanto fatigado y, por consiguiente, va a ser menos posible que se inquiete mientras que se baña.

Empieza a acariciar distintas unas partes del cuerpo de tu mascota y elógialo por sostener la tranquilidad y dejarte abrazarlo. Golpee de forma lenta el área del pecho, los hombros, los costados y la espalda, haciendo un trabajo gradualmente hacia otras áreas como las piernas. En el momento en que se sienta cómodo, tóquele delicadamente las orejas y las almohadillas de las patas. Todo lo previo va a hacer que sea menos posible que reaccione en el momento en que toques estas áreas mientras que lo bañas.

Rate this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.