Saltar al contenido

Cómo decirle a un gato que no haga algo

30/10/2022

¡La primera cosa que tienes que saber al corregir a un gato es que no es un perro! Los gatos, en contraste a los perros, jamás procuran agradar a el resto, sino más bien a sí mismos. Por esa razón la paciencia y la entendimiento son claves para entrenar a un gato.

Te puede atraer: ¿Está tu gato en el peso ideal? Infórmate aquí

¿De qué manera castigar a tu gato en el momento en que orina al aire libre?

El gato puede conseguir el hábito de mear fuera del arenero, en cualquier sitio.

Este es indudablemente un accionar agotador, puesto que no es interesante localizar orina de gato en todos y cada rincón y espacio de tu hogar.

Beaphar Outdoor Educator Gel para perros y gatos

¡Lo deseo!

Otro elemento disuasorio es dejar algo en la área que no le agrade al gato, por servirnos de un ejemplo cinta adhesiva de doble cara. En el momento en que sienta que las piernas se le pegan, va a aprender a no escalar. Con otros gatos marcha realmente bien dejar papel de aluminio, que es incómodo y además de esto hace bastante estruendos.

No lo castigues

Para corregir el mal accionar o educar a un gato, comienza por remover los regaños y castigos. Dedica tiempo cada día para jugar o acariciar a tu gato; interacciona con él de la forma que sabes que le agrada. Lo realiza sentir bien y no hace todo lo que es posible para llamar tu atención. Además de esto, de esa forma no se aburre y no se implica en juegos inadecuados que acaban rompiendo alguna decoración.

El otro punto clave de de qué forma educar a un gato es premiarlo toda vez que hace algo bien. Para esto, lo destacado es hacer el ámbito o situación a fin de que él realice lo que tú deseas. Por servirnos de un ejemplo, siempre y en todo momento aliméntalo a exactamente la misma hora a fin de que logres predecir cuándo precisará defecar; poco antes, quédate con él en la habitación donde está la caja de arena y espera a que la use (si no le agrada que lo mires, comienza a llevar a cabo otra cosa), y después llénalo de caricias, dale algo sabrosísimo o un juguete si le agrada.

Impedir (y eludir castigar) siempre y en todo momento es la opción mejor

En el momento en que charlamos de castigar o reñir a un gato es pues logró algo malo (o algo que tenemos en cuenta malo, pero no). De ahí que, y como a los gatos no les agradan bastante las rectificaciónes de accionar, siempre y en todo momento es preferible impedir que castigar. Pero, ¿de qué manera puedes conseguirlo?

Piensa en las ocasiones y inconvenientes más habituales que tienes en el hogar. En el momento en que sales por unas horas y retornas, ¿te percatas de que empezó a masticar los cables de tu PC? Ciérrale la puerta de la oficina. ¿Te quedas dormido sobre la cama tan rápido como te pierdes? Intente sostener la puerta del dormitorio clausurada tanto como resulte posible. ¿La areca (planta venenosa para gatos) muerde en relación miras hacia otro lado? Cambia a otro género de planta que no la atraiga. Y de esta forma con todas y cada una de las características que poseas en tu casa, en tanto que cada casa es única.

5/5 - (1 voto)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.