Saltar al contenido

Cómo duerme un gato cuando tiene frío

30/10/2022

En el momento en que llega la temporada de frío, todos deseamos comprender de qué manera resguardar a nuestros amigos felinos ayudándolos a sobrellevar las bajas temperaturas. Lo creas o no, los gatos son muy sensibles al frío y, más que nada, a los cambios bruscos de temperatura.

Invierno y gatos que no van

Comunmente, los gatos que viven en un piso o piso no acostumbran a salir de él, salvo para conocer al veterinario si existe algún problema médico o para recibir las vacunas. En todo caso, un felino que vive en el interior está expuesto, en determinada medida, al frío y sus secuelas.

A lo largo del invierno, nuestros gatos duermen aun mucho más de lo común y acostumbran a buscar las ubicaciones mucho más cálidas de la vivienda para reposar o relajarse. Seguramente los observaremos en oposición al radiador o la chimenea, acurrucados sobre las mantas del sofá o en nuestro regazo. La combinación de invierno y gatos provoca que nuestras pequeñas y esponjosas mascotas sean mucho más sociables y cariñosas.

¿Sabes si los gatos hibernan?

Hibernar es mucho más que reposar, puesto que en este estado el animal padece cambios fisiológicos radicales. La temperatura corporal desciende prácticamente hasta igualar la temperatura ámbito.

Además de esto, la continuidad cardiaca y la continuidad respiratoria reducirán drásticamente. Un animal en hibernación tendría una conciencia reducida, con lo que sería extraño a su ambiente.

Mi gato duerme bastante y no juega, ¿qué hago?

Eso sí, de lo que debemos estar preocupados es si, de pronto, comienzan a reposar mucho más y dejan de jugar. Da igual si es verano o invierno, si de pronto notas un cambio brusco en su accionar, si notas que está mucho más deprimido, agotado o con menos apetito, visita al veterinario.

La razón es que estimar reposar mucho más o sentirse mucho más fatigado de súbito puede ser un síntoma de patología. En la mayoría de los casos, aparecerá con otro síntoma. Por poner un ejemplo, el cáncer puede manifestarse con este síntoma aparte de pérdida de peso, bulto, vómito o sangre en la orina, siempre y en todo momento en dependencia de dónde se halle.

¿Qué es el golpe de calor?

Las elevadas temperaturas del verano, en especial si la humedad es alta, tienen la posibilidad de lograr que la temperatura corporal de nuestro gato se eleve hasta tal punto que puede ocasionarle daños graves e inclusive la desaparición.

Los gatos no tienen glándulas sudoríparas repartidas por el cuerpo como los humanos, sino están situadas únicamente en las almohadillas, en el ángulo de la barbilla, en los labios, en el ano y en las axilas.

5/5 - (1 voto)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.