Saltar al contenido

Cómo educar a un gato sin pegarle

30/10/2022

A lo largo de varios años, quizás varios, se intentó educar al gato de forma que, mucho más que asistirlo, lo transforme en un gato temeroso. Por servirnos de un ejemplo, las cosas que no debemos realizar son:

  • Rociarlo con agua
  • Olfatear sus pretensiones si las hizo en el sitio equivocado
  • Golpéalo con un periódico, con la mano o con cualquier otra cosa

Paciencia

Es la primera clave para educar a un gato rebelde. A pesar de que los gatos son mascotas, no son simples de reparar. Mudar su accionar puede ser un desafío.

El dueño tiene la posibilidad de tener que presenciar con múltiples técnicas, pero jamás tener temor al fracaso. Con amor y paciencia puedes llevar a cabo de un gato tu mejor mascota.

¿El gato comprende el castigo?

Si tu forma de castigar y reñir a tu gato es vocearle o pegarle, ¡DEFINITIVAMENTE NO! De esta manera no comprendes.

Lo único que se logra con estos «castigos violentos» es que comiencen a temerte. Que vean en ti en vez de un compañero asegurador, un enemigo que les hiere.

¿Se puede reparar un gato?

En el momento en que recibes a un nuevo gato en el hogar, es muy normal que te preguntes: si puedes corregir a un gato, de qué manera adiestrarlo, cuáles son los más destacados consejos para enseñarle buenos hábitos y como es natural, de qué manera para eludir pésimos hábitos y malas formas de proceder que NO tienes que tener en el hogar.

Y lo cierto es que es viable corregir a un gato. Pero has de saber que la educación de tu amigo felino es dependiente de ti.

Impedir (y eludir castigar) siempre y en todo momento es la opción mejor

En el momento en que charlamos de castigar o reñir a un gato es por el hecho de que logró algo malo (o algo que tenemos en cuenta malo, pero no). De ahí que, y como a los gatos no les agradan bastante las rectificaciónes de accionar, siempre y en todo momento es preferible impedir que castigar. Pero, ¿de qué forma puedes conseguirlo?

Piensa en las ocasiones y inconvenientes más habituales que tienes en el hogar. En el momento en que sales por unas horas y retornas, ¿te percatas de que empezó a masticar los cables de tu PC? Ciérrale la puerta de la oficina. ¿Te quedas dormido sobre la cama tan rápido como te pierdes? Intente sostener la puerta del dormitorio clausurada tanto como resulte posible. ¿La areca (planta venenosa para gatos) muerde en relación miras hacia otro lado? Cambia a otro género de planta que no la atraiga. Y de esta manera con todas y cada una de las características que poseas en tu casa, puesto que cada casa es única.

Rate this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.