Saltar al contenido

Cómo lavar a un gato sin agua

30/10/2022

El tercer paso en este «arte» de de qué manera mojar a tu gato sin que te rasguñe (tanto), es ponerlo en el lavatorio, bañera, fregadero o lavadero y mojarlo. Para realizar esto, tienes que mantenerlo delicadamente pero con solidez.

Si optas por bañarlo en el lavatorio, pileta o pileta, puedes guiarte con una manguera o ducha de mano. Si has escogido bañarlo en una bañera, ten a mano la bañera plus de agua no muy caliente y humedece a tu gato de a poco con el apoyo de un mini balde o envase pequeño.

Duchar a tu gato, una cuestión de práctica

La solución a fin de que un gato no tenga temor al agua es acostumbrarlo al baño desde pequeñísimo. Pero la verdad es que en ocasiones los gatos entran en nuestras vidas siendo mayores o, como varios especialistas, pensamos que estos animales se bastan solos para sostenerse limpios y, por consiguiente, nos distanciamos del tema.

Es suficiente con ver las horas cada día que estos gatos dedican a su higiene, y ver lo magníficos que son, para abandonar de bañarlos.

De qué forma lavar a un gato: pasos y consejos

En el momento en que conocemos la edad y las situaciones en los que es requisito lavar a nuestro gato, es hora de proseguir los consejos y pasos que exponemos en esta sección.

La primera cosa que tienes que dejar claro es que duchar a tu gato no va a ser labor simple. A los gatos les importa bastante el agua y es muy complejo acostumbrarlos al baño, con independencia de la edad.

Por este motivo, es conveniente que procures a otra persona que te asista a adecentar al animal.

Higiene del gato: en el momento en que el gato se limpia solo

Como todos saben, los gatos son animales muy limpios y se pasan la mayoría del día lamiendo y cuidando su pelaje: en verdad, es exactamente este hábito de el que provoca que el fenómeno de las bolas de pelo sea tan recurrente, singularmente a lo largo del periodo de muda estacional del felino.

El gato asimismo pasa 4 horas cada día lavándose, merced a su lengua áspera que le deja adecentar y pulimentar el pelo de prácticamente todo el cuerpo. que es imposible adecentar: es exactamente en estos puntos donde debemos intervenir, aprendiendo las reglas escenciales para lavar al gato con o sin agua.

¿Puedes duchar a tu gato ocasionalmente?

Claro. Si habitúas a tu gato a bañarse ocasionalmente mientras que es cachorro, comprenderá que o sea habitual. Eso sí, estos baños no han de ser muy usuales, sino más bien eventuales.

Es requisito que, para bañarlo, le temples el agua, sin que le moleste por el calor. Utilice siempre y en todo momento jabón concreto para gatos. Una cosa mucho más, las primeras ocasiones lo premia, con lo que asocia el baño con algo positivo.

Rate this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.