Saltar al contenido

Cuál es la función de los bigotes del perro

31/10/2022

¿Sabías que el bigote de tu perro tiene su ocupación? Es un fallo meditar que hablamos de un fácil aspecto estético.

A pesar de que los bigotes de un perro tienen la posibilidad de pasar inadvertidos, son una herramienta de orientación primordial. La mayor parte de los mamíferos tienen estos pelos largos y gruesos cerca del hocico y son complementarios a los sentidos del olfato, el tacto y la visión.

¿Cuál es la función del bigote en los perros?

Como ahora comentamos, los bigotes asisten a los perros a orientarse y compensar relativamente sus deficiencias visuales. Asisten a los perros a hallar su sendero aun en la obscuridad, lo que les contribuye a evaluar las distancias. Las corrientes de aire mandan información al perro sobre su ambiente y la localización de determinados elementos. Los bigotes cerca de los ojos marchan como un mecanismo de protección contra la mugre y los elementos peligrosos. Con un fluído de aire mínimo, el ojo se cierra. Los bigotes próximos a la boca dejan al perro advertir, aun a distancia, esos elementos que no puede ver pues están bajo el hocico. Aparte de entender a qué distancia están, los bigotes te dejan advertir el tamaño de los elementos. Animales dotados de un increíble sentido del olfato, nuestros amigos pilosos, no obstante, no tienen una vista extraordinaria. Para asistir y compensar esta deficiencia, hay bigotes que marchan como un radar y captan todas y cada una de las vibraciones. De ahí que es esencial no recortar los bigotes del animal.

¿Qué son los bigotes del perro?

Los bigotes asimismo se conocen como bigotes y están en prácticamente todas las especies de mamíferos. Vibrisase proviene de la palabra latina que significa «vibrar».

Los bigotes son pelos especialistas con terminaciones inquietas que les dejan atrapar información del ambiente y mandar esa información al cerebro (Coren, 2016).

¿Qué son los bigotes?

A pesar de que los bigotes nacen en los folículos pilosos, como el resto del pelaje del animal, son de manera fácil distinguibles del resto de su pelaje. Los bigotes son mucho más gruesos, largos y gruesos que el pelo habitual y tienen raíces tres ocasiones mucho más profundas. En contraste al pelaje habitual, los bigotes no cubren todo el cuerpo. Se sitúan estratégicamente sobre los ojos, en el mentón y sobre el labio superior. El patrón exacto y la localización de los bigotes cambia según la raza. En contraste a los humanos, los perros de todas y cada una de las edades tienen bigotes.

En los perros chiquitos recién nacidos ahora se puede ver la existencia de bigotes, que son de los primeros pelos en realizarse y ahora están presentes al nacer. Además de esto, el 40% de la una parte del cerebro reservada para procesar el tacto en el perro está encargada de un mapa de bigotes. Esto nos ofrece un concepto de la relevancia que tienen estos “sensores” para los perros.

Rate this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.