Saltar al contenido

Cuál es la misión de los gatos

30/10/2022

En el momento en que pensamos en nuestras mascotas, indudablemente, pensamos eminentemente en perros y gatos, que siempre y en todo momento estuvieron con nosotros. Nadie cuestiona que el perro es el más destacable amigo del hombre, siempre y en todo momento está a su lado para guiarlo, asistirlo en la caza, el pastoreo y resguardarlo de cualquier amenaza, así sea de animales salvajes o de otros hombres. El perro es el guardián del hombre, pero a nivel físico.

Pero, ¿y los gatos? Asimismo estuvieron presentes en la historia humana desde hace tiempo. Si nos remontamos a las civilizaciones mucho más viejas, observaremos que eran venerados como dioses, en verdad, todas y cada una de las deidades socias a los gatos son protectoras del hogar y, habitualmente, están socias a la magia. Es de esta forma como los gatos son nuestros guardianes espirituales.

Los gatos son particulares

Los gatos son animales que se dejan llevar por sus instintos y no están para agradar a absolutamente nadie, no a sus dueños. Este es un animal que no responderá a tus antojos y tampoco responderá a tus órdenes.

Tu gato puede cuidarte, pero eso no quiere decir que deba llevar a cabo lo que tú desees.

Además de esto, ¿sabías que los gatos tienen una misión espiritual en nuestras vidas?

¡Sí! Los gatos tienen una misión espiritual en la vida de nosotros, sus humanos, quien tiene una mascota en el hogar es favorecido de ahí que, ya que ellos son los responsables de defendernos.

Nuestros michis tienen la misión de adecentar energéticamente nuestra casa de malas energías. Odio, envidia, agobio, resentimiento, crítica, etcétera., todo lo acumulamos y lo llevamos a casa y nuestros gatos son los causantes de que estas energías no se queden en nuestro hogar.

Perciben cosas que nosotros no observamos

Merced a las especificaciones de sus oídos, sus ojos y la extrema sensibilidad de sus bigotes, los gatos tienen la posibilidad de desenvolverse realmente bien en condiciones de poca luz. Afirmemos que tienen un género de radar que descubre cosas que sus congéneres humanos no podrían advertir (la mayor parte de nosotros).

No te sorprendas si tu gato mira un punto de la habitación, o si en algún instante se le eriza el pelo sin fundamento alguno. Posiblemente sienta algún género de energía o perturbación.

5/5 - (1 voto)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.