Saltar al contenido

Cuándo se duerme a un perro sufre

31/10/2022

En la mayoría de los casos, en el momento en que un individuo siente mal, solamente lo nota. Nos quejamos de nuestras espaldas doloridas. Chillamos si pisamos algo afilado. Cojeamos por el hecho de que duele apretar con una pierna. Nos acostamos a medio día en terminado silencio y en la obscuridad pues disponemos jaqueca.

Lamentablemente, no es tan simple para los perros expresar mal. Primeramente, para comenzar por lo evidente, no nos tienen la posibilidad de decir si algo duele pues está esa cosa de no charlar. No obstante, cosas como cojear o aullido en el momento en que se aplica presión en un área son signos claros de mal en un perro, pero los síntomas no en todos los casos son tan claros, singularmente si su perro es del género de mal.

Hay un trastorno llamado hipersomnia que hace que el perro perjudicado se duerma de forma involuntaria cualquier ocasión, si bien no sea propicio para reposar.

Además de esto, los perros que experimentan hipersomnia incrementan la proporción de sueño que de otra manera sería ‘habitual’ y experimentan un estado de somnolencia marcada. Si bien no hay una conclusión clara sobre su origen, ciertos estudios señalan a un aspecto hereditario, que sería mucho más recurrente en etnias como el labrador retriever, el caniche o el beagle, por ejemplo.

Mi perro muerde, debo dejarlo?

Si tu perro ha mordido a otro cachorro, no tienes que dejarlo ir.

Es habitual entre perros que haya discusiones y que, en varias oportunidades, terminen en combate. Lamentablemente, hay menos oportunidades en las que un cachorro muere, pero eso no quiere decir que el otro perro haya de ser sacrificado. Además de esto, en países como España, está contraindicado por lo menos a lo largo de los próximos quince días, por fundamentos de cuarentena.

Si tu perro ha mordido a un individuo tampoco tienes que sacrificarla, pues el responsable eres tú y no tu perro. Usted es de forma directa responsable de las acciones de su perro, si su perro es belicoso, debe ponerle un bozal, y si su perro muerde, debe llevarlo a un profesional preparado. Aquí no hay disculpas de que el perro es malo, los pésimos son humanos, no perros.

Al perro no le resulta interesante lo que le circunda

Los perros son seres a los que les agrada pasar tiempo en familia, pasear por casa y jugar activamente. Conforme avanza la patología o la vejez, su energía reduce y empiezan a perder interés en las ocupaciones comunes. El inconveniente no es que el perro sea menos móvil inteligente que antes, sino si bien le llames, le des cariño o le des una gominola, te ignora completamente.

Es habitual meditar que esto no habría de ser una complicación grave, pero a los perros les gusta mucho explotar estos instantes y raras veces los ignoran. Además de esto, habitualmente, o sea consecuencia de la pérdida de múltiples sentidos fundamentales, como la visión o el oído. En ocasiones son inútiles de sentir su ambiente y no tienen la posibilidad de gozar de lo que en algún momento amaron tanto.

Rate this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.