Saltar al contenido

Por qué mi perro me muerde las manos

31/10/2022

Esta serie de productos fue construída para respaldar a nuestras familias que adiestran perros chiquitos y otra gente con intereses en la educación de sus perros chiquitos con explicaciones fáciles y básicas.

En este blog intentamos un inconveniente común en nuestros perros chiquitos, morder las manos de sus progenitores. Si prosigues leyendo, descubrirás importantes trucos para eludir terminar con un cuadro hecho a mano.

Mi perro se muerde las manos mientras que juega

Comerse las manos mientras que juega con nuestro perro es recurrente. Es una práctica que tienen la posibilidad de sostener a lo largo de toda la vida, pero es más habitual a lo largo de la etapa de cachorro. En verdad, se encuentra dentro de los inconvenientes mucho más denunciados por los cuidadores. En ocasiones las picaduras son realmente fuertes.

Todos y cada uno de los perros exploran su ambiente con la boca, pero este accionar es considerablemente más pronunciado en los perros chiquitos. Además de esto, a lo largo de los meses de cambio de los dientes de leche a los dientes permanentes, la inclinación a morder puede acrecentar.

Por otra parte, nosotros interactuamos con el perro empleando nuestras manos.

¿De qué forma educar a un perro a fin de que no muerda?

Educar a un perro a dejar de morder es primordial a fin de que logre interaccionar con nosotros y con otros animales sin ocasionar daño. El perro debe comprender que no debe morder, generalmente, y que si utiliza la boca en el momento en que juega -algo que va a hacer regularmente, y que no posee por qué razón ser malo- debe supervisar su fuerza.

Para instruir a un perro a no morder, la clave es jugar con él y enseñarle precisamente los límites que no debe traspasar. Tenemos la posibilidad de ofrecer los próximos pasos:

Por agobio y aburrimiento:

Un perro que hace muy poca actividad física puede presenciar un aburrimiento radical y esto puede lograr que desee morder las manos de su dueño liberando ese el agobio y la frustración tienen la posibilidad de aun llamar su atención.

La inhibición de la mordida se genera mientras que el cachorro juega con su madre y sus hermanos. En este periodo de la vida del perro aprende formas de proceder que van a ser primordiales para su historia adulta, como la inhibición de morder.

La necesidad de contacto físico y cariño de tu cachorro

Su boca, en esos instantes en los que el contacto físico es tan preciso en una aceptable relación, es lo que usa, y lo realiza como lo haría un bebé con sus manos El inconveniente es que su necesidad de contacto y dosis de aprecio tiene un «canal de interacción» lleno de dientes y colmillos afilados como agujas.

Por consiguiente, como “precisa morder” para entablar contacto y vínculo afectivo, no nos queda otra que enseñarle a emplear este canal de interacción, o sea, enseñarle lo que se conoce como tener” la boca despacio», conque puedes emplearla tanto como desees… pero de manera cuidadosa.

Rate this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.