¿Los gatos pueden comer dulce?

Los dulces son cosas que nos fascinan y por los cuales los gatos sienten un poco interés, debido a ello es normal preguntarnos ¿los gatos pueden comer dulce? Esto es algo completamente entendible si tenemos en cuenta la comida que le demos a nuestra mascota permitirá que se mantenga saludable, así que la alimentación es un punto muy importante.

¿los gatos pueden comer dulce?
Dulce para los gatos

El dulce y los gatos

Si queremos conocer si ¿los gatos pueden comer dulce? Debemos tener en cuenta varios aspectos de nuestro felino. Para empezar debemos como es que los gatos reconocen el sabor dulce. O al menos conocer si es posible que lo reconozcan.

Los gatos son animales son grandiosos sentidos, pero esto no quiere decir que lo sienten, saboreen o perciban todo. Básicamente lo que queremos decir es que los gatos no tienen la capacidad de detectar el sabor dulce, es decir, los gatos no pueden saber si lo que comen es dulce.

Básicamente lo que queremos decir es que los gatos no tienen la capacidad de detectar el sabor dulce, es decir, los gatos no pueden saber si lo que comen es dulce.
El dulce y los gatos

Para comenzar debemos saber que los gatos tienen papilas gustativas, las cuales no poseen dos proteínas, que si se encuentra en los humanos y que permiten conocer el sabor dulce. Debido a esto los gatos no sienten el sabor dulce, por lo que al probarlos se les hace difícil consumirlo.

Pero ¿a qué se debe esta peculiaridad de los gatos? Con respecto a esto aún no hay nada claro. Sin embargo muchos expertos señalan que esta incapacidad se debe a una capacidad adaptativa. Por lo que la misma se desarrolló mientras los gatos evolucionaban.

Dicha teoría tiene muchos sentidos si tenemos en cuenta que una gran cantidad de dulces resultan tóxicos o peligros para nuestro animal. Debido a esto los gatos debieron desarrollar esta cualidad para evitar enfermarse por estos alimentos.

¿Los gatos pueden comer dulce?

Con todo lo mencionado podemos decir que estos animales no pueden consumir alimentos dulces. Sin embargo, esto no quiere decir que los gatos se vean atraídos por alimentos semidulces y ricos en proteínas o grasas. De hecho muchos gatos, sienten interés por los helados y por el yogurt.

Si tenemos cierta experiencia cuidado felinos. Debemos saber que estos animales son muy curioso y en ocasiones pueden verse atraídos por ciertos alimentos. En este caso en concentró los dulces, los cuales en su gran mayoría les hacen daño. Un claro ejemplo es el chocolate, llegando este en particular a ser mortal para nuestro felino.

Con todo lo mencionado podemos decir que estos animales no pueden consumir alimentos dulces. Sin embargo, esto no quiere decir que los gatos se vean atraídos por alimentos semidulces y ricos en proteínas o grasas
¿Los gatos pueden comer dulce?

Continuando con la pregunta sobre si ¿los gatos pueden comer dulce? Hay que resaltar la importancia de educar a nuestra mascota en ciertos aspectos, sobre todo con su alimentación. Ten en cuenta esto no solo se aplica a los dulces. Sino a otras comidas más que pueden ser perjudicial para nuestro felino.

En este sentido tanto las bebidas y comidas azucaradas, como las golosinas resultan ser perjudiciales para la salud de nuestra mascota. Por otro lado el consumo de este alimento puede causar obesidad, diabetes, hipertensión arterial y problemas renales.

¿Los gatos pueden comer dulce de leche?

Ahora que sabemos la respuesta a ¿los gatos pueden comer dulce? Tal vez nos preguntemos si ellos pueden comer dulce de leche. En este caso en particular debemos destacar que la mayoría de los gatos cuando llegan a la adultez son intolerantes a la lactosa.

Cuando aún son cachorros estos tienen la capacidad de producir una gran cantidad de enzimas llamada lactasa. Siendo esta la que actúa dirigiendo las moléculas de lactosa. Permitiendo que los gatos pueden tomar la leche de su madre.

Sin embargo, mientras va creciendo esto cambia. Por lo que la producción de esta enzima se va reduciendo considerablemente. Por lo que podemos decir que se vuelven intolerantes a la lactosa. Debido a esto son incapaces de consumir dulce de leche, ya que pueden causar diarrea, vómitos, cólicos y gases.

Revisa los siguientes alimentos si afectan a tu perro.