Saltar al contenido

Qué es tóxico para los gatos

28/10/2022

Solemos pensar que el gato, siendo exigente y con unos sentidos tan maravillosos, es imposible que ingiera sustancias que puedan resultar tóxicas en nuestro hogar. Por el contrario, debido a la naturaleza inquisitiva de los gatos y al hecho de que constantemente lavan su pelaje, es fácil que ingieran las toxinas que quedan impregnadas en su pelo. En nuestra clínica veterinaria en Catarroja tratamos muchos casos de intoxicaciones domésticas en gatos, por lo que creemos que este artículo te será de gran utilidad.

¿Cómo se envenenan?

Atún

¿A qué gato no le gusta el atún?Este pescado puede servir como una golosina única para tu gato, pero debes evitar darle una dieta rica en atún. necesita mantenerse saludable y demasiado atún puede provocar envenenamiento por mercurio.

Los gatos pueden comer pan de forma segura de vez en cuando, pero ten en cuenta que el pan no tiene ningún valor nutricional para ellos (casi no tiene grasas ni proteínas), por lo que no debe sustituir su comida habitual para gatos.

Los principales síntomas de la intoxicación

Si hemos sido testigos directos del momento en que nuestro gato ha ingerido una sustancia venenosa, la rapidez con la que actuemos es fundamental. Por ello, lo primero que hay que hacer es por un lado llevarlo al veterinario lo antes posible para que reciba los cuidados médicos necesarios sin esperar a que aparezcan los síntomas y por otro lado tener muy claro qué producto ha sido la causa de su intoxicación y, si es posible, tome una muestra para que su médico pueda darle un antídoto de inmediato.

Pero si por el contrario no hemos sido testigos del accidente tóxico, es importante que observemos los siguientes síntomas para que nos den indicaciones claras de lo que le está pasando a nuestro querido amigo bigotudo. Aquí te presentamos algunos de ellos:

Lo quiero para gatos esterilizados. Criadores con peces

¡Lo quiero!

Síntomas de intoxicación alimentaria en gatos

Cuando el gato ingiere alimentos nocivos, que no puede digerir o incluso intoxicar, puede presentar los siguientes síntomas:

  • Orina más con frecuencia.
  • El gato sufre dificultades de coordinación en las extremidades, conocidas como ataxia.
  • Deja de comer, está aburrido o parece deprimido.
  • Dificultad para respirar.
  • Irritación estomacal, vómitos o diarrea que puede ir acompañada de sangre.
  • Pérdida del conocimiento.
Rate this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.