Saltar al contenido

Qué olores les desagrada a los gatos

30/10/2022

La lavanda y el aceite de eucalipto son otros 2 fragancias que incordian a los gatos.

Estas esencias son muy usadas en ambientadores, perfumes y cosmética.

Cítricos

A varios nos chifla el perfume fresco, sutil y duradero de los cítricos, tanto que escogemos modelos de limpieza o ambientadores intentando encontrar que el fragancia a limón impregne la vivienda .

Bueno, debemos comprender que el fragancia a limón, naranja, pomelo, mandarina… con apariencia de aceites fundamentales, mucho más concentrados.

Romero, ruda, canela y lavanda:

En verdad, los gatos rechazan algunas yerbas recurrentes como el romero, la ruda y el tomillo. Las yerbas como el romero y el tomillo por norma general son inocuas para los gatos, al paso que la ruda puede ocasionar una reacción desfavorable (de la misma en los humanos). De manera frecuente se utilizan como resoluciones para el jardín por el hecho de que estas yerbas y condimentas son muy desapacibles para los gatos, lo que las transforma en un disuasivo eficiente para los gatos en su jardín.

Estas plantas tienen un fragancia mucho más acre. Si bien la menta forma parte a exactamente la misma familia que la yerba gatera, no es la preferida de los gatos. Al tiempo que para los humanos tiene un efecto refrescante, en especial con apariencia de dulces, aceite y linimento, esta yerba se considera abrasiva por nuestros gatos, conque mantenlos apartados.

Una pequeña inhalación va a hacer que los gatos se vuelvan locos y se oculten en una esquina hasta el momento en que lo almacenes adecuadamente. Tus gatos huirán de la fuente del fragancia, y la ingestión de menta puede lograr que los gatos vomiten y tengan diarrea.

Caja de arena sucia

Siendo animales tan limpios, los gatos no aguantan tener su caja de arena sucia, conque si lo está, no se acercarán a ella. Además de esto, una caja de arena sucia puede ser una razón a fin de que tu felino se enfurezca contigo y te enseñe una lección al llevar a cabo tu caja de arena con una alfombra, una prenda o un jarrón de la vivienda.

El pescado viejo es un fragancia que aun los humanos detestan, y asimismo se encuentra dentro de los fragancias que detestan los gatos. Si bien nos chifla comer pescado, no aguantamos el fragancia de uno en estado deplorable y lo mismo sucede con los gatos. Los gatos son animales que detestan todo cuanto está en estado deplorable. Jamás supongas en ofrecerle pescado caducado a tu gato por el hecho de que no se lo va a comer y si lo realiza, podría enfermarse por una intoxicación alimenticia.

5/5 - (1 voto)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.