Saltar al contenido

Qué pasa cuando los perros vomitan saliva

31/10/2022

La carencia de ganas de comer es otro síntoma de la torsión gástrica. No obstante, esto no en todos los casos quiere decir que estemos frente a un caso urgente de torsión gástrica. Hay 2 relacionados con los vómitos que son bastante más frecuentes: que poseas una indigestión o que estés realizando bastante ejercicio.

Eso sí, temiendo que se intente una torsión gástrica, asistir al veterinario para eludir mucho más inconvenientes siempre y en todo momento es la opción mejor. Si tu perro tiene gastritis, no deseará comer por el hecho de que se va a sentir mal. Lo que tienes que llevar a cabo en estas situaciones es ayunar poco mucho más de un día, pero siempre y en todo momento con agua para tomar. Tras reanudar su dieta frecuente, cámbiela gradualmente a una de mejor calidad.

¿Cuáles son los motivos por los cuales mi perro devuelve espuma blanca?

Los vómitos puntuales en perros tienen la posibilidad de ser ocasionados ​​sencillamente por una indigestión. No obstante, si tu perro devuelve espuma blanca múltiples ocasiones en exactamente el mismo día o de manera recurrente, o si notas algún otro síntoma aparte de los vómitos, tienes que llevarlo al veterinario inmediatamente. Estas son ciertas causas que causan este género de vómitos en perros:

Cualquier inflamación o inconveniente en el aparato digestivo de tu perro puede ocasionar vómitos: parásitos, bacterias y ciertos virus tienen la posibilidad de ocasionar trastornos en esta zona. Una úlcera de estómago, una obstrucción por un cuerpo extraño (un hueso, un juguete, etcétera.) o una dilatación gástrica asimismo tienen la posibilidad de ocasionar vómitos.

Más allá de que cualquier perro puede padecer una torsión gástrica, los perros enormes y de pecho profundo como el pastor alemán, el san bernardo, el galgo o el enorme danés son los mucho más propensos a sufrirla.

¿Vómitos o regurgitaciones?

La primera cosa que debemos comprender es la diferencia entre vómito y regurgitación.

Regurgitación: es un desarrollo muy “pasivo”, esto es, supuestamente sin esfuerzo de contracción muscular. Otra forma de caracterizarlo es fijándose en cuándo se genera y el material que se expulsa. En la mayoría de los casos, es poco tras la ingestión y se expulsan los alimentos, el agua y la saliva no digeridos, por norma general en forma cilíndrica, puesto que el material regurgitado es comida o materia del esófago. Las causas más frecuentes de regurgitación son:

Hinchazón

La hinchazón sucede con una mayor frecuencia en perros mayores y provoca que el estómago se llene de gas, líquido o comida.

Esto hace un mal intensísimo y entre los síntomas es vómito con espuma blanca.

Vómitos espuma blanca por intolerancia alimenticia

Son usuales las consultas veterinarias por vómitos blanquecinos o biliosos. Esto puede deberse a que la comida que le dábamos le hacía sentir mal, comer yerba en demasía, comer morralla…etcétera.

Tras una primera anamnesis y exploración física general, el veterinario va a deber efectuar una radiografía de abdomen (mejor 2 proyecciones). Si no está nada visible además de gastritis y viable enteritis, se va a dar régimen sintomático y una dieta rápida en espera de contestación.

Rate this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.