Saltar al contenido

Qué pasa si le doy manzana a mi gato

28/10/2022

¿Quieres obsequiar a tu mascota con un dulce y refrescante regalo? Descubre qué frutas no se le deben dar nunca a un gato ya que tienen un efecto tóxico sobre él.

¿Los gatos pueden comer manzanas?

Los gatos pueden comer manzanas si evitas lo siguiente.

Si alimentas a tu gato con manzanas, ten cuidado de que la fruta no esté podrida. Puede que no nos haga daño, pero los gatos son más sensibles a la fruta podrida que los humanos. Esto puede causar diarrea y otros problemas estomacales. Las manzanas fermentadas pueden enviar rápidamente a un gato a un coma alcohólico, así que manténgalo alejado de este tipo de manzanas.

¿Mi gato comerá una manzana?

La mayoría de los gatos probarían algo nuevo simplemente porque son curiosos por naturaleza. Si te gustan las manzanas y otras frutas, no es porque las encuentres sabrosas o dulces. Lo cierto es que los gatos no tienen receptores dulces, por lo que todas las frutas les serán iguales.

¿Qué comida humana pueden comer los gatos?

Los gatos pueden comer manzanas, pero eso no significa que quieran o deban hacerlo.

Dado que los gatos no tienen receptores de sabor dulce, pocos gatos disfrutarán de su textura suave y crujiente y los apreciarán como un refrigerio saludable.

Sin embargo, si tu gato está interesado, las manzanas no son tóxicas y no se consideran peligrosas. Los gatos son carnívoros obligados y los beneficios nutricionales de las manzanas son mínimos en el mejor de los casos. Para los humanos, las manzanas se consideran un alimento bajo en calorías, rico en fibra, vitamina C y antioxidantes. Los antioxidantes en el cuerpo humano tienen efectos antiinflamatorios, anticancerígenos, antivirales y antidepresivos, así como la capacidad de reducir el azúcar en la sangre y mejorar la fuerza muscular y la función cerebral. Los beneficios de las manzanas para gatos no están bien documentados.

Comer grandes cantidades de manzanas puede causar trastornos gastrointestinales como diarrea. Aunque es raro en los gatos, la ingestión de tallos, semillas y hojas de manzanas puede ser tóxica porque contienen pequeñas cantidades de cianuro. Las hojas y los tallos también son difíciles de digerir y pueden causar irritación u obstrucción del tracto gastrointestinal. Los signos de toxicidad o malestar estomacal incluyen vómitos, diarrea, letargo, dolor abdominal, tensión o disminución del apetito.

¿Qué debemos darle de comer a un gato de dos meses?

Después de un mes, los gatos comienzan a destetarse, lo que significa que dejan de alimentarse con leche materna y comienzan a comer alimentos sólidos. Este destete se realiza de forma paulatina dando pequeñas dosis de comida especial para gatitos mezclada con agua, formando así una especie de papilla.

Se reducirá la ingesta de leche materna y se incrementará la ingesta de avena hasta que finalmente se coma sólo pienso. Cuando deje de beber leche materna por completo, podrá alimentarla sin mezclarla con agua.

5/5 - (1 voto)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.