Saltar al contenido

Qué pasa si toco a un perro con Parvovirus

31/10/2022

El precaución de los perros es demasiado esencial. Darles una dieta balanceada y un hábitat limpio evitará que su salud se vea perjudicada por distintas dolencias. Uno es el parvovirus. Lo último que desea cualquier dueño de un perro es comprender que su mascota padece esta clase de patología.

Lamentablemente, el parvovirus en los perros chiquitos es bastante común y mortal, con lo que es esencial que cualquier persona que manipule a estos animales de manera regular conozca los síntomas y sepa qué llevar a cabo sobre esto. De ahí que, en Montana te enseñamos mucho más sobre este tema.

De qué forma se lleva a cabo el parvovirus y su régimen

La incubación del parvovirus dura entre 4 y cinco días. Desde ahí, prosigue la etapa aguda de la patología, a lo largo de la que los perros padecen depresión, vómitos y diarrea. Ciertos perros tienen fiebre alta (41ºC), al paso que otros no tienen fiebre. Los perros chiquitos tienen la posibilidad de tener el vientre levantado y mal abdominal. La diarrea tiene dentro moco y sangre y se deshidratan de manera rápida.

En ciertos casos, los perros chiquitos muestran inflamación cardiaca, si bien en este momento es menos recurrente gracias a la vacunación de las perras reproductoras de 2 a 4 semanas antes de la concepción. Con esto logramos acrecentar los anticuerpos de los mucho más pequeños y estar mucho más protegidos.

Régimen

No hay un régimen que logre terminar con el virus en este preciso momento, con lo que los veterinarios tratan al animal a fin de que su cuerpo logre vencerlo, calmando los síntomas y realizando que el perro sea lo mucho más fuerte viable en frente de un imbécil.

Lo primero es batallar la deshidratación, que es muy dañina y mataría al perro en escasas horas. Para esto se ponen goteros con solución salina, por medio de los que se tienen la posibilidad de dosificar los fármacos sin la necesidad de incordiar al perro.

2 Síntomas y régimen del parvovirus

Entre los síntomas podemos encontrar debilidad, falta de apetito, incremento de temperatura, mal abdominal, vómitos y diarrea, que empieza de color gris amarillento y después se torna sangrienta y con un fragancia característico. Todo lo mencionado lleva a la deshidratación del cachorro. Estos signos son muy genéricos, con lo que tienen la posibilidad de confundirse con los síntomas de otras anomalías de la salud como: gastroenteritis por cuerpos extraños, parásitos, enteritis bacteriana o viral o intoxicaciones.

El parvovirus es una patología que evoluciona velozmente. Su duración es de precisamente una semana y acarrea un enorme deterioro del estado general del animal, con lo que su diagnóstico y posterior régimen debe efectuarse a la mayor brevedad. Este régimen radica en calmar los síntomas, establecer nuevamente la hidratación con fluidos intravenosos, antibióticos, antieméticos y dietas particulares en el momento en que el perro comienza a tolerar alimentos sólidos.

Rate this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.