Saltar al contenido

Qué piensan los perros de ti

31/10/2022

Como humanos me hago una pregunta, ¿este sinvergüenza me quiere o es todo drama? La ciencia y los etólogos han contestado a ciertas de estas cuestiones en la última década gracias, entre otros muchos métodos, a la oportunidad de entrenar a los perros a fin de que se queden quietos sin sedación, logrando de esta manera conseguir imágenes y otros datos sobre su cerebro.

Por servirnos de un ejemplo, se conoce que en el momento en que en un humano se activa la parte visual del cerebro es por el hecho de que recibe luz en los ojos o está imaginando algo con los ojos cerrados. De esta manera, el instructor de neuroeconomía de la Facultad de Emory, Gregory Berns, piensa que “De la misma manera, si observamos una activación en la corteza visual de un perro que no mira nada, tenemos la posibilidad de inferir como resulta lógico que el perro se está formando una imagen mental de algo. O sea, ¡los perros asimismo tienen la posibilidad de imaginar cosas!

Ciertos de nosotros deberíamos distanciarnos

Más allá de los recientes estudios científicos, varios de nosotros todavía debemos meditar un par de veces antes de llevar a nuestros perros, gatos o cerdos a nuestras camas.

«Es en especial amenazante en personas con insomnio o en pacientes con otros trastornos del sueño: pacientes con etapa de sueño retrasada (noctívagos) o aun en personas con apnea del sueño, que se despiertan con la respiración interrumpida y después tienen la posibilidad de no regresar a reposar», ha dicho Polotsky.

¿Los perros nos adoran?

La investigación del neurocientífico Gregory Berns lo llevó a asegurar que la relación con nuestros perros define finalmente no es unilateral. Los perros son animales con una alta sabiduría sensible y popular, lo que les deja sostener una relación recíproca con nosotros.

En otras expresiones, la ciencia demostró que sienten algo por nosotros. Berns aun apunta verdaderamente que los perros piensan lo que nos encontramos pensando. Estos datos encajan con la impresión general de que el perro es nuestro mejor amigo. Stanley Coren prosigue esta línea de pensamiento.

Sí, su perro se semeja a él

Seguramente has planeado que algunas mascotas se semejan a sus dueños. Es algo sutil, quizás los dos tengan sobrepeso o paseen del mismo modo. Si lo charlas con un popular, te afirmará que es una disparidad, pero se confunde; Sí, la iniciativa de que los perros se semejan a sus dueños de todos modos tiene alguna base: las indagaciones demostraron que la gente tienden a escoger perros chiquitos que distribuyen sus peculiaridades físicas, tanto de forma obvia como sutil. La gente con sobrepeso son mucho más dispuestas a tener perros sustanciosos, por servirnos de un ejemplo, pero aun algo tan sutil como la manera de los ojos puede ser un aspecto. En otras expresiones, nos gustan las mascotas que nos recuerdan a nosotros.

Pero además de esto, con el pasar de los años el perro se hace cargo de parecerse mucho más a ti. La sensibilidad y la aptitud del perro para enseñar empatía provoca que con frecuencia tomen elementos de nuestra personalidad y los copien. «Por servirnos de un ejemplo, los perros reconocen y también tienen dentro la información sensible de los humanos y ajustan su accionar a estas señales de comunicación». Cuanto mucho más ansioso y neurótico sea el dueño, mucho más posible es que el perro comparta estos aspectos. Por otra parte, los perros de personas frías son mucho más propensos a ser relajados.

Rate this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.