Saltar al contenido

Qué puedo hacer para que mi perro no se suba a la cama

31/10/2022

Cada vez somos mucho más los dueños de perros que dejamos que nuestras mascotas pasen tiempo en cama, más que nada en el momento de acostarse, no obstante, hay bastante gente a las que no les agrada este género de interacción, e inclusive hay personas que si se lo dejan , pero solo en el momento en que están presentes, con lo que se preguntan intrigados de qué manera tienen la posibilidad de supervisar o eludir que el perro se suba a la cama.

La primera cosa que has de saber es que es realmente difícil educar a un perro a fin de que comprenda que en ocasiones se puede realizar algo y en ocasiones no, esto es, bueno, va a ser prácticamente irrealizable para el perro que aprenda a distinguir que hay escasas oportunidades en las que puede subirse a la cama y otras en las que no.

Consejos a fin de que tu perro admita su novedosa cama

Primeramente, tienes que tener clarísima una cosa y es ser incesante y valorar dónde debe reposar tu perro. No puedes volverlo orate y dejar que duerma en tu cama un día y al siguiente no.

Cuando hayas tomado la estable resolución de que el sitio de reposo de tu mascota va a ser la cama que le adquiriste, afortunadamente, con algo de tiempo y esfuerzo, vas a poder conseguir que tu mascota empieze a gozar de tu extraordinaria novedosa cama.

A lo largo de la noche:

Si el inconveniente es que se sube a tu cama hasta el momento en que ahora andas dormida, entonces tienes que dejarlo afuera de tu habitación y cerrar la puerta. Si llora, se rasca, etcétera., deberás ignorarlo. Si ladra, llora o araña la puerta te molesta y decides:

  • a) regañarlo, levantarse y llevarlo a la cama
  • b) abrir la puerta puerta y deja los deberes con un “ok, duerme conmigo el día de hoy”

Molesta el sofá

Varios perros eligen el sofá o tu cama pues la suya no es tan cómoda. Y si, además de esto, no puedes cuidar de tu perro o debes salir de casa, es muy posible que utilicen tu sepa para usarlo.

En estas situaciones, puedes eludir que el perro se suba pasivamente al sofá o la cama. Haz lo siguiente:

  • Pone unas sillas plegables sobre la cama o sofá, a fin de que sean menos cómodas.
  • Pone una manta sobre las sillas, si es viable, con un perfume o ambientador que la realice incómoda o menos interesante.
  • Para no irrumpir el espacio con sillas plegadas, cierra todas las otras habitaciones, dejando siempre y en todo momento abierta la que tiene el mueble o el sofá en el que andas haciendo un trabajo.
  • Cambia de habitación todos y cada uno de los días, hasta el momento en que tu perro aprenda a no subirse a las camas y sofás de la vivienda.

Tumbado en cama en el momento en que andas solo en el hogar

Si tu perro se acuesta en cama en el momento en que no lo está, la solución es tan fácil como poner elementos (sillas, por poner un ejemplo) sobre la cama que no te dejan reposar sobre ella. Las láminas de plástico asimismo son una aceptable opción.

Considera que tu perro no se acuesta en el momento en que no vas a incordiarlo, o pues se venga de la restricción que le has impuesto. Simplemente, los perros comprenden que la cama es un recurso al que tienes ingreso prioritario y que en el momento en que andas libre (en el momento en que sales de casa), está a tu predisposición.

Rate this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.